martes, 18 de octubre de 2016

La rosa (Primer premio)


La rosa se marchitaba
y ella se resistía
a perder su gran aroma,
a no tener lozanía.

Su tallo ya se truncaba,
su perfume se perdía
y sus pétalos hermosos
no brillaban, fenecían.

Ella miraba y miraba
y a su alrededor veía
que flores de gran belleza
en su entorno relucían.

Azucenas, margaritas,
jazmines o clavellinas,
y capullitos de rosa 
que se abrían día a día.

La rosa se marchitaba
y ella se resistía     
a perder su gran aroma,
a no tener lozanía,             
a no esparcir su fragancia,
a perder calor y estima
de aquellos que aún la amaban
a pesar de sus espinas.

Pero la rosa luchaba       
con fuerza, con valentía,
enderezando su tallo
mirando a la lejanía.

De pronto sintió la rosa
un roce, una caricia;
son alas de mariposa
muy suaves... Oh, ¡qué delicia!

Con sus transparentes alas
y en su vuelo, le decía:
no decaigas, linda rosa,
te ayudaré a que sigas
manteniendo tu frescura,
tu perfume, tu alegría,
y que tus pétalos guarden
el terciopelo que ansías.

Celestial música suave; 
una eterna melodía
sonaba cuando volaba
salpicándole ambrosía.
Y hoy, ¿por qué no llegaba?
¿Por qué? ¿Por qué no venía?
¿Qué le ocurre que no llega?
¿Por qué no vino ese día?

Alguien de envidia malsana
hirió esas alas benditas
que lanzaban en su vuelo
mil sueños y fantasías.

La rosa se marchitaba.
La rosa se marchitó;
y triste y sola en su espera
su tallo ya se truncó.








Dña. Carmina Seva Alemany, ganadora del primer premio (Emilio Victoria) del VI Certamen Poético Comunidad Valenciana Grupo Artístico Literario Numen con su poema LA ROSA.

©gaby-krelman (Foto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario